15 de diciembre de 2015

El despertar y cinco minutos más

El 15M fue un revulsivo para la sociedad, un despertar, una toma de conciencia. Miles, millones de personas decidieron que ya estaba bien de dejarse mangonear y decidieron empoderarse, decidir por sí mismos y aprovechar una oportunidad única de cambiarlo todo, de darle la vuelta a todo...
No busquen ese texto en Google, me lo acabo de inventar. Pero le he oído y leído eso casi literalmente a muchos amigos y conocidos desde 2011, y vuelvo a oírlo y leerlo últimamente a cuenta de las elecciones del día 20, que "se nota que hay muchas ganas de votar" y que es consecuencia del 15M.

A mí me pareció desde el comienzo que el 15M llevaba un paso más allá la Ley de Sturgeon y que el 99% de todo lo que se hizo, dijo y propuso fue una puta mierda, pero ya saben cómo soy yo, puede que sólo fuese el 98%. No descubrió nada, no mejoró nada y no quiso aprender nada de nadie. Sí, lo peor de todo el 15M no fueron las gilipolleces magufas: fue la soberbia. Y créanme: si alguien sabe de soberbia, soy yo.

Pero voy a centrarme sólo en lo del "efecto 15M" y ese presunto cambio vivido desde entonces, esa toma de conciencia que ahora nos arrastra a todos a las urnas. Y como experiencias propias tenemos todos, incluso contrapuestas, voy solamente a los datos: 
Elecciones municipales. 
  • 2007:
    • Votos: 22.488.232 - 63,97%
    • Abstención: 12.665.291 - 36,03%
  • 2011:
    • Votos: 22.968.281 - 66,16%
    • Abstención: 11.745.532 - 33,84%
  • 2015:
    • Votos: 22.781.766 - 64,91%
    • Abstención: 12.317.356 - 35,09%
Por si alguien ya no se acuerda, las municipales de 2011 se celebraron una semana después de nacer el 15M, al comienzo de la acampada de la Puerta del Sol, con las primeras lonas azules y la noche previa a la jornada de reflexión llena a reventar. Estuve allí, fue muy divertido.


Pues con todo ese boom, después del #nolesvotes, lo de Democracia Real YA! y tal y cual, sólo hubo 500.000 votos más en toda España. Y, obviamente, son votos secretos, así que ni siquiera se puede decir que fuesen todos -o ninguno- mérito del 15M.

Especialmente en Madrid, que es de lo que puedo hablar de primera mano, porque aquí estaba todo lleno de eslóganes de "el pueblo unido funciona sin partidos", "no nos representan" y similares. Durante la acampada de 2011 no había ningún Podemos que pudiese reclamar esos votos como suyos.

¿Que las elecciones municipales fueron demasiado cercanas al 15M para apreciar el efecto de éste? Es posible, pero las siguientes, el pasado mayo, tuvieron 200.000 votos menos que las de 2011 y como 500.000 abstencionistas más. Después de cuatro años del "despertar", del "empoderamiento", la "concienciación", el "ciudadanismo" y todo eso.

Pero ampliemos un poco el espectro:
Elecciones generales.
  • 2008:
    • Votos: 25.900.439 - 73,85%
    • Abstención: 9.172.740 - 26,15%
  • 2011:
    • Votos: 24.666.441 - 68,94%
    • Abstención: 11.113.050 - 31,06%
Las elecciones generales de 2011 se celebraron ya seis meses después de empezar el 15M, cuando -si la memoria no me falla- decidieron disolver motu proprio la acampada para crear mini-asambleas en cada barrio, distrito y pueblo. Y después de año y medio de la reforma neocon de ZP, cuando nos vendió a la troika ocultándonos la carta de Trichet, después de hundir el empleo, el PIB, disparar la prima de riesgo, facilitar los despidos, acelerar los desahucios y todo aquello que precisamente motivó el 15M.

Pues después de todo eso y de seis meses de "empoderamiento", "despertar" y concienciación"... votaron 1.300.000 menos y se abstuvieron dos millones más que en las anteriores generales.

Pero, en fin, quizá seis meses también sea poco para apreciar el "despertar", así que comparemos las europeas, que fueron tres años después del 15M y además ya había un partido que muchos identifican como el partido del 15M, incluidos ellos mismos: Podemos.
Elecciones europeas.
  • 2009:
    • Votos: 15.935.147 - 44,9%
    • Abstención: 19.557.420 - 55.1%
  • 2014:
    • Votos: 15.998.141 - 43,81%
    • Abstención: 20.515.943 - 56,19%
Bueno, pues en las europeas de mayo de 2014, tres añazos después de "despertar" y de "cambiarlo todo", votaron sólo 50.000 más que en 2009 y se abstuvieron 1.000.000 más.

Como digo, a mí el 15M siempre me pareció una puta mierda, dicho de la forma más suave que puedo. Un montón de ignorantes engreídos que, como dice el Camarada Bakunin, se empeñaron en construir cohetes, despreciaron todo lo que ya se sabía de ingeniería y empezaron por inventar el fuego. Conclusión: nos retrasaron el avance a todos excepto al enemigo.

Por supuesto, hay casos y casos y yo también puedo nombrar a media docena de personas brillantes que conocí en el 15M, varias iniciativas loables y necesarias y experiencias enriquecedoras. Pero me siguen pareciendo el 1%... Bueno, el 2%. Y lo que es peor: prácticamente ninguna de esas iniciativas fue despertar ni empoderarse ni tomar conciencia.

Los antidisturbios estuvieron casi dos años haciendo guardia en la Carrera de San Jerónimo ante posibles manifestaciones espontáneas. Eso se acabó en 2012. Hace dos años que no hay huelgas generales, y no será por falta de motivos. Apenas hay manifestaciones relevantes. Hasta el presidente de la CEOE dice que está tranquilo gane quien gane. Y el partido "heredero" del 15M dice que va a respetar los acuerdos con la OTAN, los conciertos educativos, que la República ya si eso un poco a medias si tal, que la Constitución sólo necesita una mano de pintura, que nacionalizar las eléctricas no es necesario, que la rojigualda bien, que la patria mejor, que militares que bombardean civiles chupi, que los acuerdos de despachos para hacer listas bien y que todas las luchas obreras y sociales de antes son una mochila a la que hay que renunciar porque lo importante no son los principios sino ganar aunque sea colándose por la cocina.

Y todo eso, por supuesto, sin entrar a valorar qué vota la ciudadanía, claro, porque para qué. Basta recordar que desde el 15M el PP ha seguido ganando todas las elecciones, que hasta Esperanza Aguirre ganó en Madrid.

Pues eso, que si el 15M fue "el despertar de la ciudadanía", se ve que le dimos al botón de cinco minutos más. O años.



(Nota: en la web de resultados electorales del Ministerio hay una discordancia de cifras entre las que muestra la web y las que aparecen si pinchas para sacar un pdf. No sé a qué se debe, supongo a que unas son provisionales y otras definitivas, o que unas incluyen el voto por correo y otras no. Las que aquí se muestran son las sacadas de los pdf. En cualquier caso, con unos datos o con otros, el resultado es el mismo: desde el 15M no vota más gente sino menos.)

2 de octubre de 2015

Mi noche más humillante

Una noche de sábado, a finales de los 90, estaba de copas con amigos por la zona de Malasaña cuando surgió la ocasión de follar con una chica con la que andaba medio liado y que estaba sola en casa. Los amigos son para siempre, por eso es perfectamente legítimo dejarlos de lado cuando surge la ocasión de echar un polvo.

Me despedí en dos palabras y salí como un rayo a por el coche, que estaba en el aparcamiento de Barceló. Y debía estar muy a gusto porque no le salió de los huevos arrancar. Ni el intento hizo. Sonó algo parecido a un "meh", como diciéndome "paso, cáscatela". De la prisa pasé al terror, la desesperación, la rabia, la súplica... y la resignación.

Eché cálculos de lo que tardaría la grúa, llevar el coche en casa, coger el de mi padre e ir hasta la casa de la chica, que estaba más bien lejos de la mía. Nada, demasiado. ¿Y si dejo el coche aquí y...? Incluso sopesé decirle al de la grúa que me llevase con el coche directamente a casa de la chica, es lo que tiene tener la sangre concentrada en la entrepierna. Total, que llamé a la grúa, llamé a la chica... y a rabiar y esperar.

El gruísta era un tipo serio, muy serio, parco en palabras. Puso cables en la batería, recé... pero no hubo suerte. Así que enganchó el coche, pagué el aparcamiento (y una hora más de la espera de la grúa) y me subí con él maldiciendo y apretando los puños. El hombre no sabía lo que me pasaba, claro:

- Nada, hombre, tranquilo, que hay muchos sábados.

- Ya, pero no como este.

Y le conté lo que me iba a perder. La chica estaba muy buena, buenísima. Con la que entrabas en un bar y pensabas "hoy me sacan a hostias" de las miradas de lobo que le echaban los demás. Y simpática, y divertida, y con clase. Y una artista en la cama. De esas que piensas "cómo coño lo habré hecho". Y sola en casa.

Y ahora ni noche de sexo desenfrenado, ni juerga con los colegas, y el coche estropeado, y mañana domingo y todo cerrado, y a ver cuánto cuesta arreglarlo... ¡Joder, qué putada! No hay derecho, coño, me cago en mi vida, por qué a mí. Era una tragedia. Una injusticia. Joder, mierda puta, por qué yo.

- Bueno, no lo pienses más, que podría haber sido peor.

- Ya... En fin...


El caso... El caso es que la cara de este tipo me sonaba. ¿No me habría atendido en alguna ocasión? Porque el coche que tenía antes sí que me dio varios problemas.

- O se me parece usted a alguien no sé.

- Quizá me hayas visto en la tele.

Entonces caí en quién era. Y dos segundos después me sentí el mayor imbécil de todos los imbéciles que salíamos por Malasaña. De todo Madrid, de toda España. El mayor imbécil de mi generación. El gilipollas más integral del mundo con el problema más absurdamente ridículo. Y deseé tragarme todas mis palabras aunque estuviesen talladas en mierda. Y deseé que se me tragase la tierra como nunca antes ni después he vuelto a desearlo.

Era Manuel Blanco, el padre de Eva Blanco. Poco tiempo antes su hija, de 16 años, había sido violada y asesinada de veinte puñaladas. Y no había ni una pista del asesino. Ayer, 18 años después, le detuvo la policía en Francia.

No lo leerá, claro, pero me gustaría enviarle un sincero abrazo y enhorabuena. Así, desde lejos, porque aún me dura la sensación de profunda vergüenza e imbecilidad.

7 de junio de 2015

La Marca España en Ghana

Traducido de aquí.

Al Segundo Jefe
Embajada de España
Accra, Ghana
26 de abril de 2015

Estimado señor:

He solicitado un visado de corta duración para asistir a una conferencia médica en Barcelona entre el 26 y el 29 de abril de 2015 y por su respuesta del 22 de abril se me ha denegado el visado de entrada a su país. Según consta en su carta de denegación, puedo interponer un recurso contencioso-administrativo en el Tribunal Superior de Justicia de Madrid en un plazo de dos meses desde la fecha de entrega. Como me resulta casi imposible ir yo mismo a Madrid a presentar mi apelación he decidido escribirle personalmente para aclararle algo.

Las razones para denegarme el visado eran que la información sobre el propósito y condiciones de la estancia no eran fiables y que mi voluntad de dejar su país antes del final del visado no podía asegurarse.

Sé que es prerrogativa suya decidir a quien dar un visado pero siento me siento personalmente insultado por las razones dadas para negármela.

Soy un cirujano ortopédico altamente preparado con especial interés en la medicina ortopédica deportiva y en reconstrucción de articulaciones complejas. Mi actual trabajo es:

1. Cirujano ortopédico asesor en el Hospital Universitario KorleBu.
2. Orador en la Facultad de Medicina de la Universidad de Ghana.
3. Miembro del Colegio de Cirujanos de África Occidental.
4. Asesor de la Asociación de Rescate de África Occidental (WARA). Trato a pacientes la comunidad inmigrante y diplomática, incluyendo a muchos de España. Si sufriese usted un accidente, seguramente sería yo el cirujano al que le enviasen.

He asistido a conferencias médicas en Alemania, Suiza, Sudáfrica, Japón, Canadá, EE.UU. y Noruega. A todos estos países les pareció que mi propósito para el viaje estaba justificado menos a usted. La carta de invitación que le presenté estaba escrita por un renombrado cirujano de Madrid que estudió en la misma institución que yo en los Estados Unidos. Pero supongo que una carta escrita por dicha persona no le parece lo suficientemente fiable.

Me resulta ridículo que piense que no voy a volver a Ghana y me quedaré como inmigrante ilegal en España, donde la gente de mi color son tratados como ciudadanos de segunda. Tengo esposa e hijos a quienes no pienso abandonar. Aunque no me considero rico, tengo una posición muy desahogada, inversiones en propiedades y otros bienes en Ghana. ¿Cómo ha llegado a la conclusión de que yo suponía un "riesgo de fuga"?

¿Me permite recordarle algunos datos básicos sobre su país?

1. El paro actual en España es el 25% y el juvenil el 50%. ¿Por qué iba a dejar un trabajo estable para unirme al desempleo de su país?

2. Entre enero de 2009 y finales de 2013, 400.000 españoles emigraron en busca de trabajo, y se espera que la cifra aumente en los próximos años.

3. Los médicos de España son los menos y peor pagados de toda la zona euro. ¿Por qué iba a querer trabajar en un país del que mis colegas se van en manada por motivos económicos?

4. En 2012, 2.405 médicos solicitaron certificados de trabajo en el extranjero, según el Colegio de Médicos de España, un 75% más que en 2011. El 83% de los médicos buscan trabajo en Europa (sobre todo en Reino Unido y Francia) y el 7% en América.

5. En 2009 el Ministerio de Sanidad avisó de que había escasez de médicos y que el país necesitaba unos 3.200. Para 2025, a este ritmo la escasez será de 25.000. El gobierno español ha hablado de aumentar el número de universidades y facultades de medicina, así como de facilitar trabajar en España al personal extranjero.

Señor, como representante de España, tristemente ha fallado en su responsabilidad de promover el interés en su país negándome el visado. Mis habilidades, conocimiento y experiencia serían inestimables para España incluso si decidiese no volver a Ghana. Aún más, mi presupuesto para esta conferencia era de 5.000 euros. Esa es la cantidad de dinero que habría dejado en al economía española en una semana. ¿Puede imaginar la pérdida económica si a todos los doctores del mundo que asistirán a esta conferencia se les negase la entrada a España? Iba a presentar dos estudios y, como no podré ir, he informado a los organizadores de la conferencia. Es una conferencia internacional, ¿puede usted imaginarse la vergüenza que sus compatriotas médicos sentirán cuando se anuncie que no podré presentar mis estudios científicos porque usted me negó el visado? Ni siquiera importa que no pueda conseguir la devolución de mi billete y la reserva del hotel.

Dadas las razones para la negativa, sería bienvenida una explicación detallada de qué aspectos de mi solicitud no daba pruebas suficientes de que volvería a Ghana. Estoy particularmente interesado en el elevado nivel económico exigido a los ghaneses para visitar España cuando los propios españoles apenas lo alcanzan.

Sinceramente suyo:

Dr. Agbeko Ocloo
Licenciado en Medicina y Cirugía.
Miembro del Colegio de Cirujanos de África Occidental.
Cirujano Ortopédico Asesor.

Cc:
La Embajadora
Embajada de España
Accra, Ghana

Según la web de Exteriores, la actual embajadora de España en Ghana es María Jesús Alonso Jiménez y el Segundo Jefe ("Deputy Head of Mission" en el original) es Juan Antonio Frutos Goldaratz. Enhorabuena a ambos y a tantísimos otros en tantas embajadas por esta imagen de la Marca España tan fiel a lo que somos: paletos, ignorantes, engreídos, xenófobos y racistas.

7 de mayo de 2015

Mi herencia

Allá por el 85, cuando el primer gobierno del PSOE aprobó la Ley que regulaba los órganos de las Cajas de Ahorro, a mi padre le ofrecieron ser consejero de Cajamadrid. Hoy eso ya suena a señor con puro, sillón de cuero, coche oficial y chanchullos en el Club de Campo, pero en realidad era algo perfectamente legal, ético y democrático.

Las cajas de ahorro no eran bancos al uso -al menos entonces- sino entidades públicas, propiedad de todos los ciudadanos, con obligación de invertir en proyectos que revirtiesen en economía productiva, no especulativa, y cuyos beneficios debían destinarse al interés de toda la sociedad y no a llenar los bolsillos de unos accionistas. De ahí la existencia obligatoria de las obras sociales de las cajas. Por tanto, era perfectamente lógico que estuviesen dirigidas por representantes de los ciudadanos: partidos políticos, sindicatos, etc.

Obviamente, se podía haber hecho mejor, como todo sistema. ¡Haber movido el culo, conciudadanos! Y no haber votado a la gentuza que primero les permitió especular como cualquier otro banco, luego mangoneó la representación de los consejos y luego las privatizó para quedarse los beneficios y dejaros la deuda. Pero esa es otra historia.

Mi padre, militante del PSOE toda su vida y siempre dispuesto a aceptar la responsabilidad que el partido le encomendase, se mostró sorprendido, agradecido por el reconocimiento que significaba, pero lo rechazó. Por un motivo tan simple como que:
- Es que yo no soy economista ni tengo ni idea de finanzas, no sabría qué votar, ni siquiera iba a entender los papeles sobre los que tendría que votar.

Quien se lo ofreció -cuyo nombre omitiré por una deferencia que no merece- le quitó importancia a ese detalle:
- Pero tú no te preocupes por eso, hombre. ¿Tú crees que los demás que van saben mucho de economía? ¡Para nada! Lo que necesitamos es gente del partido, gente de confianza. Tú no tienes ni que leer los documentos, para eso ya tenemos a otros. Esto sólo consiste en ir a las reuniones y votar lo que nosotros te digamos. Y es una reunión cada X meses, nada más. Ah, y con sueldo y dietas, por supuesto.

Y desde un punto de vista estricto... la verdad es que no había nada ilegal en el planteamiento. Ni siquiera se podía decir que no fuese coherente.

Los puestos en Cajamadrid no correspondían a fulanito o menganito sino al partido. Lógicamente, la política a votar en los consejos debía ser la del partido, que es la que habían respaldado los ciudadanos, no la que a fulanito se le antojase, porque entonces fulanito podía terminar siendo un cacique que tras llegar al puesto traicionase a los votantes y al partido que le puso ahí y se dedicase sólo a su interés personal (hola, Moral Santín). Y en 1982 y 1983 el PSOE se encontró de la noche a la mañana con miles de cargos que ocupar y con muy poca gente preparada para ello, así que tuvieron que tirar de lo que había, gente que a falta de preparación al menos fuesen leales al programa y el socialismo.

Pero hubo algo en la forma de presentarlo. Algo demasiado... Demasiado descarado. Demasiado desnudo de ideología, de programa. Demasiado centrado en cuánto iba a ganar por cada reunión -y era una pasta gansa- y demasiado poco en cómo le iban a explicar los temas que tendría que supervisar. Demasiado brazo de madera, demasiado "sit" y "plas". Y mi padre no era muy de "sits" y "plas".

El fulano, el compañero ya hecho a pisar moqueta, el que nunca pasó por las trincheras, la cárcel, el hambre y la humillación, le expuso todo lo que iba a ganar por no ser más que la voz de su amo y se quedó en silencio mirándole con los ojos muy abiertos y asintiendo, como diciéndole: "Sí, tío, por no hacer nada". Mi padre le devolvió una mirada con los ojos entrecerrados, como sopesando los ceros en la cuenta corriente. Sonrió y dijo:
- Gracias, pero... No, creo que no voy a poder.

- ¿Cómo q...? ¿Pero cómo que no? ¿Por qué, hombre, si es un chollo?

- No, si desde luego es un chollo, pero... Es que yo me afeito por las mañanas, ¿sabes? Así que...

El fulano se quedó un instante en silencio sin comprender y mi padre encogiéndose de hombros.
- ... No entiendo.

Mi padre se echó hacia delante en la silla, apoyó una mano en el escritorio que les separaba y dijo muy despacio, mirándole fijamente:
- Que no puedo aceptar porque por las mañanas me afeito. Y no podría empezar cada día viendo la cara de un hijoputa en el espejo.

Y se acabó la reunión.

Es una de las historias de mi padre que más me gusta. Quizá la he idealizado con los años pero la recuerdo como una de las que más le definen, de las que más presentes tengo y más me impresionaron. De las que más me pesan a la hora de tomar ciertas decisiones.

No voy a decir que porque mi padre fuese así de honrado yo sea mejor persona. Tampoco sé si de haber aceptado, yo hubiese sido un miserable. Pero el caso es que lo rechazó porque no le parecía ético. Y el caso es que así me lo inculcó.

Y me he acordado, otra vez, al leer esto.

17 de abril de 2015

Marktel Manolete, si no sabes amenazar...

Como twitteé ayer, me ha llegado por e-mail un "cease and desist", que es la manera leguleya de decir "que te meto", o sea, de amenazar.

Hay una empresa, Marktel, a la que no le ha gustado el contenido de un post y han buscado un clavito al que agarrarse para redactar una... cosa con la que intentar achantarme. Exigen que borre el post y unos comentarios. El artículo tiene casi diez años (cómo pasa el tiempo) y es Datos personales. Os sugiero que lo leáis. Los comentarios no; los comentarios no se deben leer jamás. Y no intentéis dejar uno, que ya están cerrados.

¿Por qué le jode a Marktel ahora un post de hace diez años por el que nunca me han dicho nada? Pues posiblemente porque aparece el octavo al buscar Marktel en Google:


Pero vamos, que lleva así desde entonces. Será que por fin han contratado un community monger y lo ha comprobado.

Y como soy demasiado idiota para retirar un post del que ya nadie se acuerda y evitarme líos, y como soy lo suficientemente listo para consultar con un abogado, ahí va la respuesta del mío, redactada tras terminar de reírse:


Una vez revisado el post de título "Datos Personales" cuya URL es http://elteleoperador.blogspot.com.es/2005/06/datos-personales.html, debe tenerse en cuenta que en principio nada hay en el mismo o en los comentarios que exceda el límite de la libertad de expresión reconocido en el artículo 20, apartado 1 a) de la Constitución Española. Como bien debe conocer el departamento jurídico de Marktel, esta libertad ha sido caracterizada como el derecho a molestar y se configura según una muy reiterada jurisprudencia constitucional que se inició en la sentencia 85/1992, de 8 de junio de 1992, de la siguiente manera:
«De un lado procede señalar que, la libertad de información, ejercida previa comprobación responsable de la verosimilitud de lo informado y en asuntos de interés público, no sólo ampara criticas más o menos inofensivas e indiferentes, sino también aquellas otras que puedan molestar, inquietar, disgustar o desabrir el ánimo de la persona a la que se dirigen, siendo más amplios los límites permisibles de la crítica, cuando ésta se refiere a personas que por dedicarse a actividades políticas, están expuestas a un más riguroso control de sus actitudes y manifestaciones, que si se tratase de particulares sin proyección pública.» (FJ 4).
Si esta posibilidad de molestar mediante la palabra se inició para los casos de la libertad de información, se aplica constantemente para la libertad de expresión (STS 24-07-2012) y su límite es el del insulto.
Por último, ha de tenerse en cuenta que el ámbito del honor de la empresa Marktel es diferente del de las personas, según nuestro Tribunal Supremo (STS 20-02-2012):
«por lo que respecta al derecho al honor de las personas jurídicas […] sin embargo tampoco cabe valorar la intromisión con los mismos parámetros que cuando se trata de personas físicas, porque respecto de estas resaltan dos aspectos: el interno de la inmanencia o mismidad, que se refiere a la íntima convicción o sentimiento de dignidad de la propia persona, y el externo de la trascendencia que alude a la valoración social, es decir, a la reputación o fama reflejada en la consideración de los demás (SSTS de 14 de noviembre de 2.002, 6 de junio de 2.003), y cuando se trata de las personas jurídicas resulta difícil concebir el aspecto inmanente por lo que la problemática se centra en la apreciación del aspecto trascendente o exterior -consideración pública protegible- (SSTS de 15 de abril 1.992 y 27 de julio 1.998), que no cabe simplemente identificar con la reputación empresarial, comercial, o en general del mero prestigio con que se desarrolla la actividad (STS 19 de julio de 2006, RC n.o 2448/2002 y 21 de mayo de 2009, RC nº 2647/2004)»


http://newsimg.bbc.co.uk/media/images/41006000/jpg/_41006917_ei.jpgTotal, que me recomienda reírme mucho de la exigencia de que retire el post y eliminar los dos comentarios que sí contenían insultos. Ya están borrados; se colaron porque hace años se publicaban automáticamente, ahora los reviso antes. Y total, tenían nueve años y nombraban a personas que ya ni trabajarán ahí...

Pero por mi parte quiero añadir también algunas recomendaciones a Marktel:
  • Contraten a un abogado. Enviar las demandas desde "Área Desarrollo" queda cutrongo.
  • Si no contratan a uno, paguen al que le encargan esto, que enviar un requerimiento sin firmarlo ningún letrado queda muy cutrongo.
  • Si le piden a uno que les haga el favor, busquen uno que sepa quitar su nombre de los metadatos del pdf., que tener que buscar ahí quién es el autor, joder, ¡queda pero que muy cutrongo!
  • La próxima vez procuren pedirlo de buenas, que no es la primera vez que retiro un post donde me reía de alguien porque años después -y habiendo dado la vida muchas vueltas- temía que ese post le afectase en su vida laboral.
  • Antes de pretender que me importe un pijo el prestigio de su empresa, hablen ustedes con los chicos de CGT y CCOO. Si ellos están contentos es más probable que lo esté yo.
  • Y, sobre todo, cambien de community monger y busquen uno que sepa qué es un efecto Streisand.
Todos los Marktel de este post apuntan a ese post que os molesta, así que es posible que pronto lo veáis subir en las búsquedas de Google. Pero a mí dejadme en paz, que yo no manejo el algoritmo de Google.